Consejos para hablar en público

Posted on 21 diciembre, 2011

1


Tanto si tenemos que hablar ante una gran audiencia, como si tenemos que explicar una presentación a algunos compañeros de trabajo o clientes, todos sentimos algo de vértigo al hablar en público. Sentir un poco de miedo está bien, porque hace que estemos alertas y seamos cuidadosos, aunque la mayor parte de ese sentimiento viene dado por la misma causa: tenemos miedo al ridículo, y la mejor forma de superarlo es la práctica.

No todos llegaremos a ser grandes oradores, pero con práctica todos podemos explicar lo que queramos de forma amena y eficaz, sin quedar paralizados por la tensión.

Para lograr nuestro objetivo, podemos usar algunas pautas básicas:

Conoce tu mensaje: no hay nada que dé más tranquilidad que saber de lo que se habla.

Vigila las reacciones del público, hay que saber cuándo parar o cuándo cambiar de estilo, si el público se está aburriendo hemos de cambiar el ritmo o hacer algo diferente para recuperar su atención.

No mires la pantalla sobre la que se reproduce tu presentación, tienes que dirigirte al público.

Puedes llevar un pequeño guión en la mano para revisarlo si te pierdes y no dejarte nada en el tintero. Un truco: no uses papel normal, hazlo en cartulina, así si estás un poco nervioso y te tiemblan las manos no temblará también el papel.

Cuida tu voz, es la herramienta que transmite el mensaje. Hay que cuidar la entonación, el tono (claro y relajado), el volumen (ni muy bajo, ni gritando), el ritmo y vocalizar claramente. Evita pausas, tartamudeos, repeticiones, vacilaciones y muletillas como ehhhhh, ¿vale?, ¿me entienden?…

Una forma de perfeccionar nuestro discurso o intervención pública, es practicar. Delante del espejo, grabándonos con el móvil y viéndolo, o con amigos que pueden hacer de críticos, etc.

¿Te sientes cómodo hablando en público?, ¿qué trucos usas para evitar el miedo escénico?

Image: renjith krishnan / FreeDigitalPhotos.net

Posted in: Presentaciones